Las duras lecciones de los exitosos

 In Articles

Nuestra sociedad suele asociar el éxito con grandes seres humanos. No siempre es así. De hecho la presión que soportan suele empeorar las cosas.

Así empieza un artículo que reflexiona sobre las motivaciones de las personas sumamente exitosas, y en muchas casos hay mas un deseo de la sociedad por investir a sus héroes de virtudes que no poseen, que incluso el no poseerlas es en muchos casos la base de su éxito.

Por ejemplo, entre los varios casos que menciona, me llama la atención el caso de Michael Jordan, quizás el mejor basquetbolista de todos los tiempos, en una reciente entrevista en ESPN dice que su motivación fue a raíz de que de niño él pensaba que su papá prefería a su hermano mayor, esta subestima fue el “drive” durante toda su vida para buscar el éxito y el reconocimiento. El problema, dice Michael, es que ahora que estoy jubilado “no sé como deshacerme o apagar este drive”.

En otra parte el artículo menciona que en un análisis de muchos CEO de EUA, hay un patrón común que es que “algo que era importante les fue negado de niños y se pasan el resto de sus vidas compensando esta falta”, lo cual hace que sean muy enfocados en sus objetivos, pero alejados de sus familias, y otras personas y enfocados solos en sí mismos.

Y eso es antes de entrar al fenómeno del ego, que se desarrolla con el éxito o el impacto de la repentina riqueza, poder y fama en gente no preparada para enfrentarla.

Lo cual descarta cualquier posibilidad de “desarrollo equilibrado”.

Sin embargo dada la cantidad de casos así, quizás sea el precio del éxito, y recordemos que las patologías en ocasiones son al menos socialmente útiles.

Por ejemplo para ser Psicólogo se requiere un cierto grado de patología del interés por la vida de los demás, estar escuchando continuamente historias en ocasiones nada agradables. O el Doctor en medicina general, suelen ser obsesivos compulsivos con respecto al orden y limpieza hasta en sus escritorios.

Así que en el mundo de coaching, es importante considerar que si bien lograr el “equilibrio” de estas personas no sea posible, si podremos apuntar a aminorar el impacto negativo con sus colegas, y familias.

¿Quizás el equilibrio en la vida no sea algo natural?

¿Será un invento por “normalizar” las cosas?

¿Qué opinan?

http://www.theatlantic.com/entertainment/archive/2013/02/the-hard-lessons-of-oscar-pistorius/273248/

Start typing and press Enter to search