¿Cómo vivir un proceso de cambio?

 In Articles

Cuando un cambio llega, ya sea personal o profesional, es importante entender el proceso por el que una persona pasa. El cambio llega a veces sin haberlo buscado, o bien, si se buscó, seguramente hubo algo que lo detonó y es importante saber que, por más chico o grande que sea éste, siempre habrá un proceso de adaptación por el que hay que pasar para llegar a ese sitio que nos hace ser y sentirnos que lo hemos logrado. 

Para entender mejor este proceso, vamos a hablar desde el “yo”. ¿Cómo comprender como esto me afecta a mí? ¿Qué tengo que hacer para estar listo? ¿Qué hago si no quiero cambiar? ¿Qué alternativas tengo?

Primeramente, hay que aterrizarlo a un ejemplo y uno que puede ayudarnos actualmente, pues todos lo conocemos: el coronavirus. Te invito a que cuando evalúes cómo estás viviendo este proceso de cambio personal (que a su vez impacta de manera profesional), pienses en algún otro cambio que te esté afectando a ti, o a alguien que conoces y que, lo que leas en este artículo pueda servirte para aplicarlo y entenderlo. 

El siguiente ejemplo se centra en un perfil de profesionista, y está basado en el modelo del ciclo del duelo de Kubler-Ross, el cual explica el proceso por el que pasa una persona:

  1. Negación

Piensa en ese momento en el que escuchaste por primera vez del virus. Seguramente escuchaste que era algo que estaba sucediendo en otro país (a excepción de que te encontraras en China) y te lamentabas de que estaba afectando a otras personas, pero la realidad es que te provocaba tranquilidad de que no te estuviera afectando a ti y lo veías como algo lejano. Muy probablemente no te preparaste para lo que podría venir y pensaste “esto no me va a pasar a mí”. 

2. Resistencia

El virus llega a tu país y sientes que ahora sí es inevitable comenzar a adaptarse. Empiezas a culpar al gobierno por no actuar de manera prematura, necesitas cambiar de un día a otro tu rutina y empiezas a extrañar cómo solía ser tu vida antes. Tienes escepticismo sobre si la estrategia en tu país realmente funciona y te niegas a que ésta sea tu situación presente. 

3. Exploración

Empiezas a dejar los pensamientos negativos detrás y comienzas a verle el lado positivo al cambio de prácticas que tuviste que adoptar, ahora te gusta estar trabajando desde casa y comienzas a buscar alternativas que te ayuden a sobrellevar la cuarentena. Piensas que la contingencia es temporal y te sientes optimista sobre el futuro. 

4. Compromiso

Te has adaptado a la nueva manera de hacer las cosas, comienzas a verle el lado positivo y hasta te gusta este estilo de vida. Intentas ayudar a personas que han estado pasando por lo mismo que tú, exploras maneras de mejorar las prácticas actuales y propones nuevas maneras de hacerlo. 

El proceso de cambio es una curva con altas y bajas. Lo importante aquí es saber y entender que este camino, a veces algo atropellado, es completamente normal. Una vez identificando cómo vives tu proceso, es crucial entender que cada cambio puede impactar de diferente manera a cada persona. Comprenderlo nos va a ayudar a manejarlo mejor y al mismo tiempo, poder apoyar a nuestros familiares, amistades y equipo de trabajo. 

Tu empresa está viviendo un proceso de cambio y es altamente probable que no sepan cómo gestionarlo. Nosotros podemos apoyarte contacto@missioinactio.com

Start typing and press Enter to search